Noticias

El Cabildo traslada a Vilaflor la actividad 'Nuestros guías los mayores' para promover un envejecimiento activo

Gracias al Programa Ansina, un grupo de veteranos del municipio sureño muestra a los visitantes los atractivos culturales y ambientales de esta localidad

El Cabildo de Tenerife, a través del Programa de Dinamización Sociocultural e Intervención Social (Ansina), trasladó al municipio de Vilaflor la actividad turística Nuestros guías, los mayores, gracias a la cual un grupo de mayores del municipio sureño se convirtió en guía turístico de unas 70 personas de edad procedentes de Santa Cruz y La Orotava.

La consejera de Acción Social, Coromoto Yanes, indicó que esta actividad no sólo promueve el envejecimiento activo de nuestros mayores, algunos de los cuales se convierten en guías turísticos de su propio pueblo, sino que además se fortalece el turismo de interior. "Con esta propuesta favorecemos un papel más activo de nuestros mayores y además propiciamos el conocimiento de la historia, patrimonio y medio natural de nuestros pueblos".

Dos asociaciones de mayores de Santa Cruz de Tenerife (Residencial Anaga y Corazón de Jesús), y otras dos de La Orotava (Villa Arriba y Lucio Illada), se desplazaron hacia el pueblo más alto de España, Vilaflor, para visitar los lugares más emblemáticos de esta localidad como el Santuario del Santo Hermano Pedro y el Museo dedicado a este santo canario, los antiguos lavaderos, la iglesia de San Pedro, la casa solariega de los Soler, el molino de Vilaflor, o el magnífico ejemplar de pino canario llamado Pino Gordo, con un perímetro de unos 8 metros y una altura de 45 metros.

En esta ocasión los anfitriones, pertenecientes a la Asociación de Mayores de Vilaflor de Chasna, fueron Manuel Fumero, Gloria Hernández y Candelaria Díaz Fumero, así como las lavanderas Daniela Fumero, Rosa Amelia García y Luisa Hernández Oliva, que transportaron a los visitantes a un viaje hacia el pasado.

En concreto, Daniela, Rosa y Luisa brindaron un espectáculo de lavado de ropa gigante a la antigua usanza y ofrecieron un exquisito licor realizado por ellas mismas. Estos lavaderos, que datan de principios del siglo pasado, están compuestos por una serie de pilas de piedra molinera de unos cinco metros de largo, y sobre las bañeras de los lavaderos hay una serie de atarjeas de piedra en forma de cruz por donde se distribuye el agua.

El Programa Ansina quiere fomentar con la actividad Nuestros guías, los mayores el enriquecimiento cultural de sus destinatarios, dando a conocer otros espacios de gran interés que se localizan en diferentes puntos de la Isla, además de favorecer un envejecimiento activo y saludable.

dependencia
DEPENDENCIA
INFANCIA Y FAMILIA
VIOLENCIA DE GÉNERO